Papel del calcio en la curación del acné.

La mayoría de nosotros, incluidos los niños, sabemos la importancia del calcio para tener huesos y dientes sanos. Los niños difíciles están convencidos de su cuota diaria de leche al dar charlas sobre el contenido de calcio de la leche, sus beneficios para la salud, etc. ¿Alguna vez has considerado el efecto del calcio en tu piel? Si sufre de acné, es posible que deba reconsiderar sus fuentes dietéticas de calcio.

Cuando se trata de la salud de la piel, el calcio es importante para mantener la renovación celular y los niveles de lípidos. Una deficiencia de calcio causará sequedad, irritación y formación prematura de arrugas. También se cree que aumenta su susceptibilidad al cáncer de piel. Además, una deficiencia obliga a su cuerpo a privar a sus huesos y dientes de calcio, para usarlo en otros procesos corporales.

El calcio tiene un efecto en la producción de antioxidantes, los ingredientes clave que combaten la inflamación. Dado que la inflamación es una de las principales causas del acné, el calcio puede tener un efecto positivo. El calcio regula la producción de un antioxidante llamado catalasa, que protege el colágeno y la elastina del daño y mantiene la textura de la piel. Por lo tanto, el calcio es un excelente suplemento antienvejecimiento para el cuidado de la piel.

El aumento de la ingesta de calcio durante el invierno podría evitar que su piel se seque en exceso. Funciona al mantener un nivel adecuado de calcio en la capa más externa de la piel, es decir, la epidermis, para proporcionar una capa protectora contra el aire frío, que de lo contrario se secaría y dañaría la piel, causando antiestético acné. Otro beneficio menos conocido del calcio es su efecto calmante sobre el sistema nervioso. Se cree que el calcio reduce los efectos del estrés, y el estrés se manifiesta invariablemente en la piel, en forma de acné y otras afecciones de la piel.

Claramente, el calcio es esencial para una piel sana, pero debe tener cuidado al elegir la fuente dietética adecuada de calcio. De hecho, algunas de las mejores fuentes de calcio, como los productos lácteos y los carbohidratos, contienen otros ingredientes que exacerban el acné. La leche, el queso y el yogur contienen hormonas que alteran los niveles hormonales en su cuerpo. El desequilibrio hormonal es la causa principal del acné, ya que contribuye a la producción excesiva de sebo, lo que resulta en una piel grasa que es más propensa al acné. El ganado de granja generalmente recibe dosis de hormonas, por lo que los productos lácteos derivados de ellas interfieren con el equilibrio hormonal en nuestros cuerpos. Además, los productos lácteos enteros y grasos causan un aumento de peso no deseado. Las fuentes de calcio con alto contenido de azúcar aumentan la producción de insulina, lo que estimula la inflamación y empeora el acné.

Esta es suficiente información para abrir los ojos de quienes confían ciegamente en los productos lácteos para obtener calcio. Es importante optar por alimentos a base de calcio que sean suaves para la piel, como frijoles, brócoli, espinacas, sardinas y salmón. Las verduras de hoja verde oscuro, que son excelentes fuentes de calcio, también son ricas en fibra y bajas en calorías, por lo que controlan la inflamación. Las sardinas y el salmón contienen ácidos grasos omega 3, que tienen propiedades antiinflamatorias.

Sin embargo, si tiene osteoporosis u otras afecciones médicas relacionadas con la deficiencia de calcio, es mejor consultar a su médico antes de cambiar su dieta. Los suplementos para el acné que contienen calcio, magnesio y vitamina B pueden ayudar a mejorar la elasticidad de la piel, el color del cabello y la funcionalidad del sistema nervioso. La clave es elegir las fuentes correctas de calcio.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos autoridad para prescribir tratamiento médico o hacer ningún tipo de diagnóstico. Le invitamos a consultar a un médico en caso de que tenga algún problema o molestia.

Related Posts

Add Comment